Telefonía IP: ¿evolución o revolución?

Los avances en Internet están incorporando a la comunicación telefónica, con la oferta de servicios como video conferencia, radio e incluso televisión, todo esto se logra por los nuevos desarrollos tecnológicos como la voz sobre IP (VoIP) que, gracias al despliegue de la banda ancha, ya son una realidad en nuestro país.

Actualmente, en las empresas está creciendo el interés en la telefonía IP, ya que el uso de esta tecnología, permite elementos de valor agregado sobre la telefonía tradicional, además de favorecer un bajo costo y facilidad de instalación.

La Telefonía IP sirve para la prestación de servicios vocales y conexos, parcial o totalmente por redes basadas en IP con conmutación de paquetes y puede incluir aplicaciones que incorporen la transmisión de señales vocales con otros medios tales como textos e imágenes, ofreciendo ahorros de entre 30% y 40% en llamadas de larga distancia.

En México, los servicios públicos de telefonía básica en sus diferentes modalidades local, larga distancia nacional o internacional, proveen la comunicación final de voz entre usuarios y sólo las empresas que cuentan con una concesión para instalar, operar y explotar una Red Pública de Telecomunicaciones, están autorizadas para dar este servicio.

Salma Jalife, Comisionada del Área General de Ingeniería y Tecnología de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), señaló que la situación actual de la Telefonía IP en cualquier empresa que comercialice servicios de voz sin contar con concesión independientemente de la tecnología que utilice, incluido el protocolo IP como es el caso de los ISP (Internet Service Providers, por sus siglas en inglés) está violando, entre0 otros ordenamientos, la Ley Federal de Telecomunicaciones (LFT) que establece que los únicos que pueden ofrecer servicios de telefonía son los concesionarios de redes; ya que la telefonía IP está todavía pendiente de un marco legal y jurídico que delimite sus posibilidades y responsabilidades, especialmente si se trata de un servicio regulable dentro del ámbito de las telecomunicaciones o simplemente de una aplicación más de Internet.

Ante esta situación, la COFETEL indica que la llegada de servicios no regulados, como los de voz sobre protocolo de Internet (VoIP), podría implicar la multiplicación de competidores y la reducción de ingresos para las telefónicas tradicionales.

En la actualidad, países como Argentina, Australia, Canadá, Colombia, Chile, España, Estados Unidos, Perú, Reino Unido, Singapur y ahora México, realizan diversos estudios, consultas y análisis de posicionamiento inicial respecto al tratamiento regulatorio que darán a la "Voz por IP" en sus respectivas jurisdicciones.

Salma Jalife afirmó que en México las compañías reguladas que ofrecen telefonía IP son cinco, entre las que se encuentran empresas pequeñas como Protel; sin embargo, las que se constituyeron como redes tradicionales como Telmex, ya han evolucionado desde un 20% hasta el 50% de su infraestructura para constituirse como Red IP. Empresas como Avantel, Maxcom y Alestra, ya migraron toda su infraestructura y hoy ofrecen servicios y aplicaciones, como servicio de voz local y de larga distancia ilimitado, acceso a Internet y otros valores agregados.

Asimismo, Jalife expresó que para tener la prestación de servicio telefónico debe estar regulado bajo las leyes mexicanas aunque hay una posición en el mercado de empresas extranjeras que representan el 49%.

"Otra medida que se está buscando es que a nivel internacional se regulen para que no haya excesos ni tratos discriminatorios ni competencia desleal en las redes de telecomunicaciones tanto a nivel nacional o internacional", indicó Jalife.

IP Centros de Contacto

Salma Jalife explicó que los beneficios que tiene la telefonía IP sobre los Centros de Contacto son un sin fin de aplicaciones por las que los operadores establecidos pueden incrementar sus llamadas y se verá reflejado en el número de minutos; ya que las redes convergentes de voz y datos basadas en Protocolo de Internet (IP) son la tecnología medular que facilita una funcionalidad mejorada, óptimo desempeño y aplicación eficaz de estas soluciones en el Centro de Contacto.

Asimismo, unifican los canales de contacto con el cliente, reduciendo costos de operación, al igual que los de equipamiento, de administración y de agentes, logrando así habilitar las capacidades para aumentar las ventas y retener a los clientes.

Seguridad

La migración de telefonía tradicional a la telefonía IP debe considerar la seguridad como uno de los temas prioritarios, ya que los servicios para usuarios finales y empresas proveedoras deben garantizar en todo momento que están protegidas contra cualquier tipo de amenaza externa o interna, porque esta tecnología también es muy vulnerable a ser atacada.

Al respecto, Jalife expresó que los proveedores del servicio de Telefonía IP trabajan con el establecimiento de estándares internacionales que cuiden la forma de cifrar o encriptar la información de manera que las redes garanticen esa seguridad y privacidad como usuario.

"Seguramente habrá equipos firewall, en el caso de las redes de Internet, que tengan que utilizar los operadores de redes telefónicas para que efectivamente no se filtren paquetes no deseados en las redes de telefonía IP", aseveró Jalife.

Segunda Generación

Por otra parte, la migración no sólo es en telefonía IP sino también en Redes de Siguiente Generación que son redes de multiservicios capaces de manejar voz, datos y video. Para que funcionen estas redes, necesitan migrar a un protocolo IP V6, ya que evoluciona técnicamente para hacer más robusta la red y el servicio que se presta en la red de paquetes al determinar calidades de servicio, y en rutas específicas donde se sabe que no hay congestión de tráfico, por lo que se recomienda migrar a este tipo de tecnología.

Conclusiones

Actualmente, 95% de las transmisiones de voz sobre IP corren en redes privadas, pero se espera que esta tecnología se utilice más y crezcan las redes públicas.

La Telefonía IP ya es un hecho, pero se encuentra en un proceso de legalización en el que autoridades, tendrán que supervisar la calidad del servicio que los operadores proporcionan a los usuarios. Esto representará un problema por las complejidades y carencias de la regulación en torno a la voz sobre IP.

La Telefonía IP representa un cambio radical de paradigmas, aunque por parte de los organismos internacionales aún no hay acuerdos definitivos, por el momento vigilan su evolución, ya que los encargados de regular promueven su evolución, realizan análisis y consultas para determinar en qué aspectos deben intervenir.

En México, la COFETEL también está analizando los impactos regulatorios que los proveedores de servicios de voz tienen que cumplir, de acuerdo con lo que establece la Ley Federal de Telecomunicaciones y demás ordenamientos legales relacionados.

Por su parte, las empresas deben redefinir su negocio con la promesa de lograr economías de escala, aumento en la productividad y rápidos retornos a la inversión. Los usuarios deben elegir las alternativas de comunicación y esperar la mejor calidad que es algo muy importante, ya que están acostumbrado a uso de las redes telefónicas tradicionales, a cierta permanencia del servicio y si se trata de migrar a nuevas tecnologías, deben exigir lo mejor.