El Futuro de la Fuerza Laboral

Manpower en conjunto con la Organización Internacional del Trabajo, así como empresas reconocidas a nivel mundial, realizaron una extensa investigación con la finalidad de profundizar en la comprensión del futuro sobre la forma y naturaleza del trabajo en el ámbito internacional para: Informar las características y desarrollo del nuevo mercado; influenciar las prácticas del empleo de las compañías; mejorar la comprensión de la motivación hacia los trabajadores; elaborar planes para atender la probable escasez de habilidades y desarrollar modelos alternos respecto a la organización de la fuerza laboral.

Para la realización de este estudio se llevaron a cabo reuniones de consorcio, entrevistas con expertos y personas especialistas, así como investigación de diversas fuentes. Los resultados obtenidos se organizaron bajo 7 temas, de los cuales iremos publicando los principales. En este número el tema es la Demografía.

Demografía

La estructura de la población mundial está cambiandoâEUR¦

Algunos Datos

    âEUR¢ 80% de la fuerza laboral de Europa, en el 2013, estará fuera del sistema educativo y laborando.
    âEUR¢ 50% de la fuerza laboral mundial, en el 2013, estará en India y China.
    âEUR¢ La fuerza laboral de los EE.UU. está proyectada para crecer en unos 22 millones o 15%, llegando a 168 millones para el 2010.
    âEUR¢ Habrá unos 400 millones de recién egresados en el mercado laboral mundial para el 2013.
    âEUR¢ Sólo 5% de éstos estarán en las naciones industrializadas, el hogar tradicional de las compañías multi-nacionales.

La población actual mundial âEUR"de aproximadamente 6 mil millones- crecerá probablemente en mil millones más, cada 12 ó 13 años. Esta tasa de crecimiento (1.4 %) oculta el hecho de que algunas partes del mundo están creciendo más que otras. Los países desarrollados están creciendo a menos de un 0.3 % anual, mientras que el resto del mundo está creciendo casi seis veces más rápido. Estas diferencias demográficas, así como las cada vez mayores diferencias económicas entre el mundo desarrollado y el menos desarrollado, están incrementando el flujo de personas hacia el primer mundo.

El ser humano ha estado en la tierra desde hace unos 2.5 millones de años, pero el mundo no llegó a tener una población de mil millones sino hasta 1800 y no alcanzó los tres mil millones sino hasta 1960. Esto significa que más o menos la mitad del crecimiento histórico de la población mundial ha ocurrido en los últimos 30 o 40 años.

Crecimiento Económico y Empleo

La Teoría de la Transición identifica la disminución en las tasas de mortalidad como el detonador del crecimiento y sugiere la necesidad de mayores cambios sociales para acelerar la caída en el índice de mortalidad. Aunque claramente tuvimos períodos de crecimiento económico anteriores al siglo XVIII, el crecimiento económico sostenido que ha transformado al mundo en los dos últimos siglos realmente comenzó cerca de 1800. Este crecimiento inició un período de lentas pero seguras mejoras en las condiciones sanitarias y de vida de la población, así como conocimientos médicos que eventualmente redujeron las tasas de mortalidad.

Esta tendencia contrasta bruscamente con lo que ha sucedido en el mundo menos desarrollado, en donde la importación de tecnología de Occidente causó la disminución en la tasa de mortalidad. Los niveles de vida en crecimiento, la mejor educación y luego, el acceso a métodos modernos de control natal, dieron tanto el incentivo como los medios para controlar el tamaño de las familias.

A su vez, el mejorar las tasas de supervivencia infantil, eliminó la necesidad de compensar las altas tasas de mortalidad infantil para alcanzar el tamaño deseado de la familia.

Más recientemente, el incremento de la participación de la mujer en la fuerza laboral, han llevado a posponer tanto el matrimonio como la búsqueda de embarazos, situación que reduce la fertilidad.

Finalmente, mejoras dramáticas en la transportación y comunicación han reducido el costo de las mudanzas, tanto financiera como psicológicamente, y ha aumentado la conciencia de las condiciones fuera del lugar de nacimiento y, por tanto, la motivación para la migración. En las economías más avanzadas âEUR"y en un número creciente de países en desarrollo- la declinación en las tasas de fertilidad y el envejecimiento de la población, se combinarán para incrementar los costos de salud y pensión, así como reducir el tamaño relativo de la población laboral; forzando los contratos sociales y provocando caídas significativas en el tamaño y capacidad de la fuerza de trabajo.

En algunos países en desarrollo estas mismas tendencias se combinarán para expandir el tamaño de la población trabajadora y reducir el abultamiento de la juventud, aumentando el potencial para un crecimiento económico y estabilidad política.

Patrones de Envejecimiento Divergentes

En los países desarrollados y en muchos de los países en desarrollo, la disminución en la tasa de personas que laboran por jubilación, causará presión en los servicios sociales, las pensiones y los sistemas de salud. Los gobiernos buscarán mitigar el problema con medidas tales como retrasar los retiros, promover la participación de la mujer en la fuerza laboral e incluir a los trabajadores inmigrantes.

El actuar eficientemente hacia las tasas declinantes de dependencia, requerirá medidas más extensas de las que los gobiernos están preparados para tomar. Las variaciones en relación a las proporciones de votantes mayores, cambiarán las dinámicas políticas en estos países de manera difícil de prever.

A la vez, los âEURoeabultamientos de juventudâEUR persistirán en algunos países en desarrollo, notablemente en la África Sub-Sahara, algunos países de Latinoamérica y Medio Oriente. Una alta proporción de gente joven será desestabilizadora, sobre todo combinada con una alta tasa de desempleo o tensión comunal.

Implicaciones para el Trabajo

    âEUR¢ Las políticas económicas necesitarán enfocarse en la creación de trabajo y empleo.
    âEUR¢ Se necesitarán regímenes nuevos y más flexibles para el cuidado infantil y de los ancianos, así como trabajos temporales y compartidos.
    âEUR¢ El viejo ciclo de aprendizaje-trabajo-jubilación será reemplazado por un aprendizaje de por vida y periódicas opciones de entrada y salida laboral hasta una edad avanzada.
    âEUR¢ Habrá una participación mayor de las mujeres en la fuerza laboral, sobre todo en países en desarrollo.
    âEUR¢ ¿Cómo soportar una población envejecida con pocos trabajadores?
    âEUR¢ ¿Cómo sostener a la fuerza laboral en el mundo industrializado con tasas de nacimiento en declive?
    âEUR¢ ¿Cómo generar suficientes fondos para educar a los jóvenes y cuidar a los ancianos?
    âEUR¢ Escasez de trabajadores, sólo los trabajadores en la salud y trabajadores con conocimiento crecerán.

En nuestra próxima revista, publicaremos los resultados de esta investigación sobre el tema de Motivación para el Trabajo.