El Futuro de la Fuerza Laboral: Educación, Habilidades y Aprendizaje

El aprendizaje de por vida es la nueva moda para la educación y las políticas de entrenamiento en el siglo XXI. Impregna los desarrollos de nuevas políticas en un número creciente de países. El marco de aprendizaje de por vida, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), enfatiza que la educación ocurre durante el transcurso de toda la vida del individuo. La educación formal y el entrenamiento contribuyen al aprendizaje, así como el aprendizaje no formal e informal ocurren en el hogar, el lugar de trabajo, la comunidad y la sociedad en general.

Sus características principales son:

    ââ,¬Â¢ La concentración del aprendiz.
    ââ,¬Â¢ Servicio a la diversidad de las necesidades del aprendiz.
    ââ,¬Â¢ Ã?âEUR°nfasis en la motivación para aprender, por ejemplo a través de la educación personalizada, auto-dirigida y cada vez más con aprendizaje asistido.
    ââ,¬Â¢ La multiplicidad de los objetivos de las políticas educacionales y de entrenamiento y el reconocimiento de que los objetivos de aprendizaje de un individuo pueden cambiar en el transcurso de su vida.
    ââ,¬Â¢ Que todos los tipos de aprendizaje (formal, no-formal e informal) deben ser reconocidos.

Aprendizaje en el Lugar de Trabajo

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ââ,¬Å"el aprendizaje de por vida asegura que las habilidades y competencias del individuo se mantengan y mejoren mientras que los requerimientos del trabajo, la tecnología y las habilidades cambian; asegura el desarrollo personal y profesional de los trabajadores; produce aumentos en la productividad agregada y el ingreso; y mejora la equidad socialââ,¬Â.

El aprendizaje en los centros de trabajo está expandiéndose con rapidez en las empresas, impulsado por las oportunidades de aprendizaje en línea otorgadas a los empleados. Las empresas recurren cada vez más al aprendizaje en línea para capacitar a su fuerza laboral. Las predicciones sugieren que para el 2010, compañías de todo el mundo desviarán una quinta parte de los actuales $250 mil millones invertidos en entrenamiento, a métodos de entrega alternos y los mercados corporativos globales para aprendizaje en línea, alcanzarán los $50 mil millones.

Además, nuevas ââ,¬Å"talentos blandasââ,¬Â tales como el trabajar en equipo, la iniciativa y la comunicación, etc., que cada vez tienen mayor demanda en las estructuras organizacionales planas de hoy en día, son mejor aprendidas en el trabajo, con frecuencia de manera informal, que en la educación formal y en un ambiente de entrenamiento. El aumento del aprendizaje en los centros de trabajo es un reto para algunas prácticas arraigadas en los sistemas de entrenamiento tradicionales.

Algunos países han reconocido las consecuencias para los entrenadores y su currículum. Utilizando técnicas de evaluación basadas en la capacidad, países como Australia, Bahrein, Egipto y Sudáfrica están estableciendo sistemas de reconocimiento ââ,¬Å"formalââ,¬Â de estas habilidades informales sin importar dónde y cómo fueron adquiridas.

El aprendizaje en el lugar de trabajo, es ahora el dominio y la responsabilidad reconocida de las empresas y organizaciones más que de los tradicionales institutos educativos. La creación de ambientes que faciliten el aprendizaje en el trabajo pueden se promovidas, por ejemplo, al capturar y explotar la vasta experiencia y conocimiento tácito del staff, desarrollando jerarquías estructurales más planas y motivando la formación de equipos. El aprendizaje y el entrenamiento son más efectivos en combinación con otras prácticas organizacionales administrativas y de recursos humanos, tales como reclutamiento y selección del staff, pago según desempeño, rediseño laboral y construcción de la confianza entre la administración y el personal. Estas prácticas son comunes en las organizaciones de trabajo de alto rendimiento.

Nuevas y Mejores Habilidades

La importancia creciente del aprendizaje en los lugares de trabajo se manifiesta de dos maneras, primero en el crecimiento de aquellas ocupaciones que se dedican a la aplicación de conocimiento científico y profesional especializado en el lugar de trabajo. Por ejemplo, hemos visto en todo el mundo, un incremento en la proporción de trabajadores profesionales, científicos, administradores y técnicos en la fuerza laboral. Aunque estos grupos han crecido con mayor rapidez en las economías industriales más avanzadas, también están creciendo como proporción de la fuerza laboral en muchas sociedades en desarrollo. En segundo lugar, el crecimiento de estas organizaciones de alto rendimiento ha significado que, en donde estas organizaciones han sido plenamente establecidas, todos los empleados se han involucrado en aprendizaje en el centro de trabajo.

La necesidad de aprender ya no termina cuando el trabajo comienza. Los sistemas de aprendizaje necesitan reflejar y acomodar la necesidad de un aprendizaje de por vida, para desarrollar instituciones y servicios que apoyen y permitan el desarrollo de habilidades durante toda la vida laboral del empleado. Debido a la demografía en los países de la OCDE, las reformas en la educación tendrán poco efecto en las habilidades de la fuerza laboral. Se requieren nuevas ideas respecto a la educación de adultos en los centros de trabajo.

En los Estados Unidos, se predice que el número de empleados se incrementarán en más de 50% entre 2005 y el 2010, por lo que los trabajadores requerirán una Licenciatura como punto de partida. Sin embargo, menos del 25% de los adultos norteamericanos actuales tienen una Licenciatura. Las habilidades ya no son algo adquirido durante los años escolares y de ahí en adelante aplicadas, necesitan ser actualizadas durante la vida laboral según cambie la economía y la tecnología.

En Estados Unidos, el 80% de la fuerza laboral para el 2013 se encuentra ya fuera de la escuela y en el mercado laboral ââ,¬âEURoeuna situación similar existe en muchos países industrializados-. Las reformas educativas afectarán a las generaciones futuras, pero no beneficiarán a aquellos a punto de entrar a la fuerza laboral. La tecnología rápidamente cambiante significa que los sistemas de educación y entrenamiento, siempre lucharán por mantenerse a la delantera. Las compañías necesitan involucrarse.

Implicaciones Consecuencias para el Trabajo

    ââ,¬Â¢ Las relaciones entre Universidades / gobiernos / corporaciones proliferarán para el diseño, subsidio y entrega de la educación y las habilidades requeridas.
    ââ,¬Â¢ El aprendizaje en línea se convertirá en una norma.
    ââ,¬Â¢ El conocimiento más que el dinero por sí solo, dividirá el tener del no tener.
    ââ,¬Â¢ Mientras la tecnología abarque más trabajo de rutina, el empleo para los menos hábiles se vuelve un problema ââ,¬âEURoenecesitarán el desarrollo de sus habilidades.

* Estudio realizado por Manpower con el apoyo de la Organización Internacional del trabajo, con la finalidad de profundizar en la comprensión del futuro sobre la forma y naturaleza del trabajo en el ámbito internacional.