Productividad en una Economía del Conocimiento

El incremento de la importancia del conocimiento es un aspecto que, según coincidencia generalizada, define la economía del S. XXI. Se pueden considerar dos tipos importantes de industrias relacionadas con el conocimiento: aquellas industrias cuyo principal producto es el conocimiento en sí, y las que manejan o comunican la información.


En general se incluyen industrias tales como las de software, biotecnología y hardware de la tecnología de la información; profesiones como las de los ingenieros, científicos, programadores y diseñadores cuya contribución principal es la investigación que se traduce en nuevos productos y servicios. Aunque dichas industrias solo forman una pequeña parte de la economía (7% en los Estados Unidos), son las que conducen la Economía del Conocimiento. Así como en los cincuentas y sesentas las industrias del capital y las industrias intensivas en maquinaria: Autos, químicos, acero, alentaron el crecimiento; así, en la actualidad, las empresas de producción del conocimiento son las máquinas de crecimiento de la economía del siglo XXI.

En la economía del Conocimiento, el capital intangible se ha vuelto por lo menos tan importante como el capital tangible, y una mayor parte del valor del capital tangible está basado en aportaciones intangibles.

En la medida en que nos hemos vuelto más prósperos, hemos consumido cada vez más bienes y servicios con mayor valor agregado. Esta tendencia se demuestra por el hecho de que siendo el rendimiento económico de la economía de los Estados Unidos, valorado en toneladas, aproximadamente igual al de hace un siglo, sin embargo, su valor económico real es 20 veces mayor. En otras palabras, hemos agregado a los bienes y servicios atributos intangibles, de los cuales el más importante es el conocimiento. La productividad laboral es una medida parcial de la productividad en general y relaciona de manera importante el rendimiento con una sola inversión en el proceso de producción.

Mediciones más completas de la productividad, a nivel amplio de la economía, relacionan el crecimiento en rendimiento con el uso combinado de inversiones en capital y trabajo. A esta medida se le llama productividad multi-factorial (PMF). Un crecimiento en PMF es clave para lograr un crecimiento económico a largo plazo, ya que indica una eficiencia creciente en el uso de todos los recursos disponibles. También es mejor reflejo del progreso tecnológico que el aumento en productividad laboral. Hay una brecha creciente entre ââ,¬Å"logros por productividadââ,¬Â y tasas de crecimiento. En crecimiento, los Estados Unidos se han desempeñado consistentemente mejor que la Unión Europea durante las dos últimas décadas, pero han estado por detrás de Europa en las ganancias promedio por productividad.

La Medición de Intangibles

Hasta ahora, el punto de referencia para comprender la creación de valores residía en los reportes financieros auditados, como el balance y el estado de ingresos. Pero hoy en día, la respuesta yace en una serie de elementos que incluyen ideas, innovaciones, actividades humanas, esfuerzos de trabajo en equipo y procedimientos de negocio. Estos nuevos valores de conducción son conocidos como ââ,¬Å"intangiblesââ,¬Â. Esta palabra es generalmente utilizada para descubrir un amplio rango de factores que son creados o agregados por el valor del negocio. De manera habitual se incluyen los siguientes:

    ââ,¬Â¢ Capital humano-personas.
    ââ,¬Â¢ Capital intelectual-ideas e innovaciones.
    ââ,¬Â¢ Capital social-redes, marcas.
    ââ,¬Â¢ Capital estructural-procesos, organización.

El capital intangible toma varias formas:

Puede ser protegido por derechos legales, (con frecuencia llamado propiedad intelectual), como patentes y marcas registradas; o estar en un estado de ââ,¬Å"saber hacerââ,¬Â sin protección. Puede estar incluido en productos durables tal como las maquinarias para operación de software, o existir ââ,¬Å"por sí solasââ,¬Â como las marcas.

El capital intangible está cada vez más presente en la forma de ââ,¬Å"activos organizacionalesââ,¬Â ââ,¬âEURoediseños excepcionales de organización y administración para iniciativas empresariales- . Aquí también la habilidad para apalancar el capital organizacional, lograr eficiencia y crear valor, excede por mucho la habilidad para creación de valor de los activos físicos.

Implicaciones para el Trabajo

    ââ,¬Â¢ ROACE (Utilidad sobre Capital Promedio Utilizado), EPS (Ganancias Por Acción) y otras mediciones clásicas de contabilidad pasarán de moda.
    ââ,¬Â¢ Los reportes de la compañía, los reportes de los analistas, sistemas de valoración y premiación y la planeación de la sucesión, se enfocarán ahora en el ROI (Utilidad sobre la Inversión) de la compañía, en sus activos intangibles.
    ââ,¬Â¢ Las estructuras de red predominarán como la mejor manera de compartir el conocimiento.
    ââ,¬Â¢ El apoyo para la innovación y la creatividad serán necesarios para el éxito.
    ââ,¬Â¢ Se necesitarán nuevas herramientas para medir la productividad.

* Estudio realizado por Manpower con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo, con la finalidad de profundizar en la comprensión del futuro sobre la forma y naturaleza del trabajo en el ámbito internacional.