Programas que apoyan la Responsabilidad Social Empresarial

La Responsabilidad Social Empresarial, desde los años noventa, ha ido cobrando cada vez mayor fuerza, y evolucionado constantemente debido al aceleramiento de la actividad económica, a la conciencia ecológica, al desarrollo de la tecnología y al entorno de la globalización.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) o Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se entiende como la contribución activa y voluntaria de las empresas a la sustentabilidad.

Bajo este concepto, se engloban un conjunto de prácticas y sistemas de gestión empresariales voluntarios, que persiguen la atención de las demandas de las personas con las que se relacionan, generando un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental. A demás, dentro de los conceptos de la RSC están también las prácticas relacionadas con el buen gobierno de las compañías, como es el compromiso de transparencia que adquieren las empresas con la sociedad.

La responsabilidad social de la empresa abarca aspectos tanto internos como externos. Los primeros están orientados a los colaboradores o al equipo de trabajo, a sus asociados y accionistas, y los externos, a clientes, proveedores, familia de los trabajadores, la comunidad, el entorno social y el medio ambiente.

El Centro Mexicano para la Filantropía señala que la responsabilidad social lleva a la actuación consciente y comprometida de mejora continua, medida y consistente que permite a las empresas ser más competitivas "no a costa de alguien", sino respetando y promoviendo el desarrollo pleno de las personas, de las comunidades en que operan, y del entorno, atendiendo las expectativas de todos sus participantes: inversionistas, colaboradores, directivos, proveedores, clientes, gobierno, organizaciones sociales y comunidad.

En este artículo presentamos los proyectos de responsabilidad social que están llevando a cabo tres empresas en México. Éstas son: Nokia, Wal-Mart y Atento.

¡Cámara! Ahí nos vemos."

Nokia está haciendo de la responsabilidad corporativa una parte integral de la toma de decisiones en todos los niveles de sus negocios. Cuenta con varias actividades comunitarias alrededor del mundo, cuyo objetivo son los jóvenes en el ámbito de la educación. Desde el año 2000, la empresa ha invertido más de $25 millones de dólares en programas para el desarrollo de la juventud, que han beneficiado directamente a más de 280,000 jóvenes en 24 países del mundo.

¡Cámara! Ahí nos vemos, forma parte de la iniciativa global de desarrollo de la juventud de Nokia y la International Youth Foundation (IYF). Es el programa de responsabilidad social de Nokia México, el que en colaboración con la Fundación Rostros y Voces y la IYF fue lanzado en 2001, con el objetivo de promover entre los jóvenes la expresión de sus ideas, sentimientos y s pensamiento creativo a través de la producción de videos.

Este proyecto emplea el video como una estrategia para fortalecer el liderazgo juvenil en sus comunidades, con el fin de que se puedan construir proyectos comunitarios que promuevan el desarrollo colectivo.

Dichos videos se realizan con un sentido social y educativo, es decir, con la intención de que los temas abordados por los participantes sean tomados de su entorno sociocultural. Los videos son el medio para compartir y propiciar una discusión con los adultos espectadores y sensibilizarlos ante diversas problemáticas, buscando siempre la posibilidad de abrir caminos para hacerles frente.

¡Cámara! Ahí nos vemos es, para cada participante, una experiencia única, porque de una situación común se crean diversas posibilidades y diferentes soluciones a un mismo problema. Mirar a través del lente de la cámara de video y mostrar esas imágenes, brinda a los jóvenes una oportunidad de comunicación con mucha gente, al mismo tiempo que les proporciona herramientas de vida y los reincorpora a la sociedad.

El programa desarrolla y ejercita el uso de habilidades para la vida, tanto sociales como personales, útiles para relacionarse con sus amigos, la familia, la escuela y su comunidad. El programa promueve el uso de herramientas técnicas (conocimiento y uso de la cámara de video); además de permitirles captar situaciones de su entorno que para muchos otros jóvenes no son evidentes. Este programa opera en la Ciudad de México, Reynosa y Puebla, y beneficia, hasta hoy a más de 8,300 personas.

Por otra parte, también se cuenta con programas de voluntariado de los empleados. Nokia Helping Hands promueve trabajo en equipo, ofrece a los empleados un sentido de realización y la posibilidad de hacer la diferencia en sus comunidades, en cooperación con organizaciones que prestan ayuda a la comunidad. Este programa se lanzó en México en el 2005 y, durante ese año, se realizaron seminarios sobre el medio ambiente enfocados a la gente joven, con el objetivo de animarles a reciclar sus productos. Este esfuerzo, también se extendió a escuelas primarias.

Por su larga historia en actividades a favor de la comunidad y sus esfuerzos para ser una buena empresa socialmente responsable, el apoyo comunitario en Nokia es un compromiso de largo plazo que permite perfilar y consolidar su futuro.

Contribución para mejorar la vida de las familias mexicanas

La Responsabilidad Social para Wal-Mart es un compromiso corporativo que se refleja en su cultura empresarial, y se fundamenta en sus políticas y en programas concretos de beneficio a la comunidad.

En marzo de 2003, nació la fundación Wal-Mart de México con el propósito de apoyar programas de desarrollo social sustentables en las comunidades en las que se encuentran sus unidades, y con un enfoque especial en proyectos integrales en nutrición. De esta manera, por medio del trabajo voluntario y brigadas de apoyo con los asociados de todos los niveles, se llevan a cabo programas para contribuir al desarrollo de diferentes comunidades.

A partir de la creación de la Fundación Wal-Mart de México, se están atendiendo temas tales como: Salud, Nutrición, Educación y Niños, además de aspectos ecológicos. En concreto los temas se han concentrado en acciones de:

    Nutrición (alimentación y educación en la nutrición), que es un problema asociado a la pobreza, a la falta de acceso a la alimentación, a la carencia de agua, a los problemas de la tierra, a la falta de higiene y a la deficiente educación, cuyas consecuencias son un bajo rendimiento escolar e intelectual, menor desempeño en el trabajo físico, y aumento en el riesgo de enfermedad y muerte.
    Ecología, reforestación de parques, mejoras a jardines públicos y reciclaje de desechos.

Los factores que caracterizan sus acciones de apoyo comunitario son:

    1) convertir las acciones comunitarias en un compromiso local;
    2) formar alianzas con organizaciones no lucrativas;
    3) involucrar a sus clientes para apoyar a las comunidades.

Uno de los programas de esta fundación se denomina "Ayudar es un arte", que consiste en dar la oportunidad a comunidades indígenas (mazahua y tarahumara) de ofrecer sus artesanías a los clientes, haciendo uso de su infraestructura logística y de las 101 tiendas. En su fase de lanzamiento se beneficiaron 1,315 artesanos, entregándoles el 100% de la venta de sus productos, incluyendo las utilidades.

Ayudar es un arte, tiene como objetivo apoyar a las comunidades en generar ingresos a través de sus propias actividades artesanales. Se tiene pleno respeto a los usos y costumbres de las comunidades: por ello, la producción es relativamente baja en cantidad, y sólo algunas tiendas pueden distribuir estos artículos, aunque en general se busquen aquellas en las que los clientes aprecien este trabajo artesanal, y tengan el poder adquisitivo para comprarlo. Asimismo, se trabaja en conjunto con Organizaciones no Gubernamentales para establecer un precio justo, e incluso se apoya en el proceso de empaque y etiquetado de las mercancías.

Una compañía de personas al servicio de personas

"Atento" ha sido, desde el comienzo de sus operaciones, una organización consciente de su Responsabilidad Social, que busca ya sea como organización, o como individuos y familias, contribuir con los diferentes sectores de la sociedad que no cuentan o no tienen las mismas posibilidades y recursos que disfrutan los empleados de este centro de contacto.

Dentro de estos programas están el "Juguetón" que reúne juguetes para niños que viven en casas hogar, hospitales y otras comunidades marginadas. El día de la madre o del padre, los voluntarios hacen visitas a los asilos o "casas de estar", a donde llevan comida, y organizan actividades recreativas con los adultos mayores. También hay programas que apoyan a personas con capacidades diferentes.

Otra forma de aportar a la sociedad es participando en la recolección de fondos para el Teletón, y para las zonas que sufren desastres naturales en nuestro país.

Por otra parte, como una forma de responsabilidad social interna, y para fomentar la integración y fidelidad hacia la compañía, así como el apego a sus valores, se instauró el programa "Atento Rally". Este proyecto se divide por trimestres e incluye un paquete de actividades deportivas, de baile, canto, ajedrez, etc. Otras actividades están relacionadas con las efemérides del trimestre, como por ejemplo, el día del niño, las fiestas patrias, etc.

Para Atento la responsabilidad social es parte fundamental del programa de motivación, de reconocimiento y de fidelidad de sus empleados, porque los hace una empresa más humana.