Redes submarinas conectan a México con el Mundo

Como los países necesitan la infraestructura carretera para el comercio  vía terrestre, así, en una economía global,  las redes son esenciales  para las telecomunicaciones y los negocios.

México cuenta hoy con la red más amplia de América Latina que lo conecta con las principales capitales de negocios del mundo, a través de la red global de Global Crossing, lo que le permite tener una mejor conectividad y una mejor infraestructura para competir en los mercados comerciales más importantes del mundo.


En entrevista exclusiva, Adrián González, Director General de Global Crossing en México, comenta: "La globalización de los negocios genera una separación geográfica entre oficinas, plantas, centros de investigación, centros de datos y call centers.

Por ello son  fundamentales  para el desarrollo de las empresas la conectividad de voz, datos y video, y la  comunicación con empleados, proveedores y clientes a distancia.  Nuestro modelo de negocio no pretende  ser el principal proveedor local: nuestro objetivo, más bien, es la conectividad internacional entre ciudades donde tenemos presencia, las cuales actualmente son más de 600 en 60 países del mundo" 

La red de Global Crossing no es una red duplicable fácilmente, ya que desde su fundación y diseño está basada en Internet. La compañía invirtió cerca de $20 mil millones de dólares para construir esta red en México, y su modelo de negocio está enfocado hacia los usuarios que utilizan grandes anchos de banda, y carriers que requieran de alta conectividad entre un país y otro, como es el caso de los Centros de Contacto y las compañías telefónicas.

Mediante esta red, las empresas, corporativos y gobiernos, están listas para la convergencia de servicios de voz, datos y video a través de una única conexión, que opera a una disponibilidad del 99,999% y que es adecuada para aplicaciones que permiten interactuar sin dificultades con clientes, proveedores y socios de todo el mundo.

Global Crossing comenzó sus operaciones en México en octubre del 2000, y después de sobrevivir a los grandes problemas de las empresas que "apostaron todo a Internet en esa época", hizo los cambios estratégicos necesarios para recuperar su inversión y subsistir estos 6 años. Gracias a la reducción de sus gastos de operación, hoy en día Global Crossing ha elevado su oferta de servicios y, como resultado, aumentó en 50% el número de clientes empresariales en México (en comparación con el 2005), y duplicó el tráfico total IP durante ese mismo periodo. También ha mostrado un crecimiento  importante en el número de clientes con servicios de Internet que aumentó un 144% en los últimos 12 meses, concluidos en junio del 2006.

México es la región de Latinoamérica con la mayor conectividad, pues cuenta con una red terrestre que conecta las ciudades de México, Monterrey, Guadalajara y Mazatlán, y  con un subsistema submarino que une las instalaciones de Tijuana con el resto de la red global. La extensión de la red en  nuestro país es de 3,500 kilómetros.

"Al ser un habilitador para la convergencia IP, Global Crossing soporta los servicios tradicionales y los basados en IP de manera totalmente interoperable, lo que permite a los clientes la capacidad de realizar una transición a la plataforma IP a su propio ritmo. La demanda que hemos visto para las soluciones IP de Global Crossing entre las compañías líderes de México ha sido muy positiva, y nuestra plataforma IP nos permite responder al dinámico crecimiento que se está generando en el país"- asegura González.

Instalado en un edificio de alta seguridad, clase cinco, Global Crossing está protegido contra inundaciones, terremotos, y tiene sistemas de energía extra, que garantizan gran disponibilidad  y seguridad para las operaciones. La operadora monitorea y administra la red y los sistemas de conmutación durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que significa que los problemas se diagnostican y se resuelven en tiempo real.

En América Latina y el Caribe, la presencia de la compañía se extiende a 12 de las principales ciudades de la región (cuatro de ellas mexicanas), y conecta, en forma ininterrumpida, a través de 37,600 kilómetros (en su mayoría de cables submarinos),  a América del Sur, México, América Central y el Caribe con el resto de su red global.

 

Adrián E. González es responsable del desarrollo de nuevos negocios, y de la operación de Global Crossing en México. Tiene amplia experiencia en el sector internacional de las telecomunicaciones. Trabajó como ingeniero de desarrollo electrónico, y como especialista en telecomunicaciones para Mercedes Benz, en Alemania y México. En  AT&T de México fue Director de cuentas internacionales, y Director general de Yoyomedia.com: una iniciativa de Internet dedicada a ofrecer servicios de comercio electrónico y mercadotecnia directa.

Fue consultor de Booz Allen& Hamilton, (Washington D.C)  en la práctica de Telecomunicaciones Internacionales Asimismo, estuvo a cargo de la implementación de una nueva estrategia de marca para Bancomer.

Adrián González es Ingeniero en Electrónica y Comunicaciones por el ITESM de Monterrey, y tiene una maestría en Administración de Empresas por el  Instituto Tecnológico de  Massachussets (MIT).