Un modelo de Responsabilidad Social digno de imitarse

Con el fin de lograr que los programas de responsabilidad social sean más productivos, Pfizer México diseñó un modelo para dar apoyo económico a proyectos de diversas organizaciones, con resultados tan positivos, que el modelo ha sido adoptado por otras oficinas de la compañía en todo el mundo. Fabrice Salamanca, Gerente Regional de Asuntos Públicos y Responsabilidad Social de Pfizer México y Centroamérica, explicó, en entrevista, que después de hacer un diagnóstico, se dieron cuenta de que los apoyos de los programas de responsabilidad social empresarial en México estaban concentrados temática y geográficamente, es decir, se apoyaban exclusivamente proyectos en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey. De esta manera, las empresas más importantes del país coincidían en dar recursos a las mismas organizaciones.

Y señala: âEURoeEsto, representa una falta de profesionalización en las actividades de responsabilidad social, porque en muchas empresas no se da a estos proyectos la importancia que a otras áreas empresariales, ni se realizan con los mismos estándares de calidad con que se llevan a cabo otros procesosâEUR.

Muchas compañías se concentran en apoyar proyectos de corte asistencial, es decir, aquéllos que buscan solucionar necesidades inmediatas, como puede ser la alimentación, y que requieren de apoyo continuo. Al respecto, considera que estos programas son muy necesarios, pero que se limitan a atender las consecuencias del problema, y no se orientan a resolver las causas del mismo: âEURoeLas empresas, deben ser generadoras de desarrollo y no sólo participar en actividades altruistasâEUR.

El modelo Pfizer

Después de analizar varios proyectos que tienen como fin el desarrollo, y que están dirigidos a áreas rurales y grupos minoritarios desatendidos, como los modelos del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, entre otros.

Pfizer lanzó una convocatoria que:

    âEUR¢ abarca a todas las regiones de México.
    âEUR¢ tiene ocho áreas temáticas relacionadas con la salud.
    âEUR¢ apoya el desarrollo de comunidades marginadas.

Las temáticas son: 1) Acceso y atención a la salud para población pobre; 2) Prevención y atención a la violencia intrafamiliar; 3) Relaciones equitativas desde un enfoque de masculinidad; 4) Salud materna, cuidado prenatal y desarrollo de niños hasta de 2 años de edad; 5) Salud reproductiva y prevención de embarazos en adolescentes de población marginada; 6) Saneamiento ambiental; 7) Prevención y atención de VIH/SIDA; 8) Envejecimiento saludable.

La convocatoria está abierta durante un mes o hasta recibir 200 propuestas debidamente requisitadas, lo que suceda primero. La evaluación corre a cargo de 20 comités mixtos, integrados por 2 empleados de Pfizer y 2 especialistas de la UNAM, o el ITAM, el Colegio de México; de instituciones gubernamentales como SEDESOL y Secretaría de Salud, o de organismos internacionales como la ONU y el Banco Mundial.

Los comités seleccionan las mejores propuestas aplicando criterios de impacto, sustentabilidad, innovación, creación de alianzas, viabilidad y visibilidad. âEURoeLas organizaciones sociales de todo el país, afirma Salamanca, pueden participar en esta convocatoria porque sus propuestas se envían por Internet, con lo que se favorece la descentralización de los apoyosâEUR.

Los resultados

Esta convocatoria se lanzó por primera vez en 2005, año en que se apoyaron 25 proyectos. En 2006 fueron 31 los proyectos beneficiados. En 2007 se eligieron 40, y automáticamente se renovó la ayuda a las 3 mejores organizaciones del año anterior. âEURoeEsto ha propiciado que entre las organizaciones compitan por ser los mejores proyectos de acuerdo con criterios tales como el cumplimiento de objetivos, cronogramas de trabajo y comprobación de resultadosâEUR.

De esta manera, en estas tres ediciones se han apoyado en total 98 proyectos, con más de 120 mil beneficiarios.

El monto inicial de apoyo a esta convocatoria también se ha incrementado significativamente: en 2005 se inició con seis millones de pesos, en la actualidad se elevó a un millón de dólares, y se espera que en un futuro próximo se llegue a millón y medio de dólares.

La responsabilidad social, según la opinión de Fabrice Salamanca, debe contemplar los siguientes criterios:

    1) Social. En un país como México, las empresas no pueden ignorar la desigualdad social y la consiguiente situación de pobreza que existe, por lo que deben orientarse a la resolución de dicho problema.
    2) Ã?tico. Independientemente de las desigualdades, las empresas tienen la obligación de devolver beneficios y de ser corresponsables con la comunidad que las aloja; entendiendo por comunidad no sólo el lugar donde está la fábrica, sino también donde se hacen los negocios.
    3) Económico. Es estratégico invertir en responsabilidad social, porque si se busca, en la industria y en el mercado, sustentabilidad, ésta no puede darse en un país con desigualdades sociales.

Precisamente, así fue como Pfizer, sustentado en estos tres criterios, desarrolló las bases de dicha convocatoria.

El número de empresas que aplican responsabilidad social en México es exiguo: falta conciencia para que cada quien sea socialmente responsable a su medida, lo cual no sólo implica dar, sino también, entre muchos otros aspectos, por ejemplo respetar al medio ambiente y pagar salarios justos. Una empresa puede ser una entidad modelo de responsabilidad social, sin necesariamente donar dinero.

Para finalizar, Fabrice Salamanca exhorta: âEURoeInvitamos a las empresas a que dejen de lado la discrecionalidad de recursos, y permitan basar la asignación de los mismos para apoyo económico, en criterios objetivosâEUR.

La opinión de una institución beneficiada

Machincuepa Circo Social, es una organización que ha sido beneficiada en dos ocasiones por la convocatoria de Pfizer. Han desarrollado una metodología que emplea el circo social como una herramienta para promover valores en adolescentes y jóvenes que están en riesgo de involucrarse en actividades delictivas o en uso de drogas y que se encuentran dentro de familias que viven un alto índice de violencia. Actualmente imparten talleres en la comunidad de Ampliación Águilas, Tarango, en la ciudad de México, y benefician con su programa a 225 jóvenes.

Juan Carlos Hernández, miembro de dicha organización, comenta que el proceso de inscripción a la convocatoria Pfizer es un proceso amable y sencillo que se sigue vía Internet. âEURoeLas preguntas que se hacen para evaluar a los organismos son muy concretas y piden información tangible sobre el programa. Es un procedimiento sencillo, amable, concreto y eficazâEUR.

El compromiso de Machincuepa es prevenir la violencia intrafamiliar, sobretodo en jóvenes y adolescentes, y, a partir del trabajo del circo social, cambiar a equitativas las estructuras tradicionales de relación entre hombres y mujeres. âEURoeEl circo social, explica Hernández, tiene la generosidad de mostrar nuevas formas de relación, en cada espacio de trabajo, las cuales se intentan modificar directamente en el seno de comunidades que son conflictivas. El reto es importante porque estamos dentro de dichas comunidades, y allí es donde buscamos construir espacios y nuevas formas de relacionarseâEUR

Para Machincuepa Circo Social, el ser una organización beneficiaria de Pfizer le ha dado reconocimiento y seriedad ante otras empresas, que saben del proceso de selección y evaluación que ratifica y da solidez a su trabajo especifico.