Industria y gobierno: generación de capital humano como acción impostergable. MexicoIT y Mexico First: dos nuevos programas de Prosoft

Diversos estudios hechos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, señalan que los países que, en los últimos 10 años, han experimentado las mayores y más estables tasas de crecimiento de su Producto Interno Bruto, PIB, son aquellos en los que se han invertido más recursos, tanto financieros como humanos, en el uso y adopción de tecnología.


Para obtener este tipo de resultados, se requieren esfuerzos conjuntos entre Industria y Gobierno, entendiéndose éste como Poder Ejecutivo y Legislativo. En el caso específico de México, en la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y de Tecnologías de la Información, CANIETI, durante años, hemos trabajado, hombro con hombro, en una misma dirección y con un mismo propósito: el de procurar que las voluntades productivas del País se desarrollen a cabalidad, en orden a crear las condiciones necesarias que favorezcan no sólo el crecimiento de los sectores tecnológicos, sino de la competitividad del País en su conjunto.

De estos logros alcanzados entre Industria y Gobierno, quisiera hacer énfasis en uno en particular: el Programa para el Desarrollo de la Industria del Software y las Tecnologías de la Información, el PROSOFT, el cual es un proyecto de la Secretaría de Economía, que, por un lado, involucra a los Estados de la Federación, y, por el otro, es un programa que inicialmente se avocó a investigar y analizar las necesidades de las empresas. Se trata de un modelo nuevo y a la vez innovador con conocimiento de causa, noble, fácil de comprender, con reglas claras, práctico en su utilización y, que se integra, como ya lo mencioné, a la vocación misma de las entidades federativas.

El PROSOFT surge del Gobierno Federal, en 2004. Hasta la fecha se ha logrado invertir un monto superior a los 5,000 millones de pesos, de los cuales más de una tercera parte ha sido aportación de este fondo federal, un 20%, de las entidades federativas participantes, y el restante 50%, de la iniciativa privada.

Durante el 2004, diez estados de la Federación participaron en la inversión conjunta de fondos públicos; en este 2008, el programa abarcó ya, la totalidad de las Entidades Federativas, y los números revelan el éxito, efecto multiplicador e importancia que para ellas tiene su aplicación.

Los recursos transferidos a las empresas beneficiadas se han cristalizado en apoyos tales como: capacitación a las desarrolladoras de software; certificación del capital humano; capacitación para la formación y operación de clusters de TI; desarrollo de plataformas tecnológicas; automatización de procesos; creación de centros de innovación y diseño; Call y Contact Centers, etc. Todos son sin duda ejemplos patentes del impulso que el programa genera.

Y  precisamente de estos resultados  surgen dos grandes programas del PROSOFT; MexicoIT y  Mexico FIRST.

Por medio de la campaña MexicoIT, que CANIETI, en conjunto con el Gobierno Federal, mediante la Secretaría de Economía, y con el apoyo de otros organismos de industria, CANIETI se ha propuesto posicionar para hacer consciente al tomador de decisiones norteamericano de que en México tenemos las empresas y los recursos humanos suficientes para hacer frente con calidad, a la demanda de servicios que el comprador más grande del mundo enfrenta.

Esta campaña se encuentra dirigida, y trabaja sobre dos bloques específicos: las empresas del sector privado que pretenden  entrar y/o afianzarse en el mercado norteamericano de servicios de TI, y las Entidades Federativas que buscan atraer inversiones del mismo rubro.

No obstante el tiempo relativamente corto, tres años, de estar al frente de este esfuerzo, ya se registran casos de éxito, bien documentados, en empresas particulares y entidades federativas.

Mediante el programa Mexico FIRST, apoyado por la Secretaría de Economía, y respaldado por el Banco Mundial, CANIETI está a la cabeza de este esfuerzo  por generar capital humano, que no sólo mantenga, sino aumente la oferta del mismo a la demanda, tanto de las empresas mexicanas, que pueden crecer a tasas más aceleradas, como de las extranjeras, que buscan invertir e iniciar operaciones en nuestro país.

México FIRST presenta dos grandes "mercados-objetivo": el de empresas de tecnologías de la información, y el de BPO (Business Process Outsourcing).

Después de recorrer una buena parte del país, y teniendo ya una muestra de entrevistas más que representativa, nacional y globalmente, la consultora llegó a las siguientes conclusiones:
-      Se han abierto espacios para que los países participen en la  proveeduría global, tanto de servicios de TI, como de BPO's.
-      Para el año 2012, algunos, como la India, enfrentarán un déficit de capital humano superior al  millón de personas.
-      Las regiones con el mayor crecimiento esperado en estos sectores son América Latina y Sudáfrica.
-      Las empresas muestran preferencias hacia la búsqueda de diversificación, en cuanto a localidades de offshore, mayores niveles de servicio, y mayores controles de riesgos.

Ante este escenario global, la visión, misión y enfoque estratégico de Mexico FIRST son:

Visión
Proporcionar capital humano de clase mundial para la Industria de servicios de TI y BPO's, apuntalando el posicionamiento global de México como destino preferido de offshoring.

Misión
Contribuir al desarrollo de capital humano requerido en la Industria de servicios de offshoring de TI y de BPO's de México.

Enfoque estratégico

-      Identificar tendencias globales de la Industria.
-     Contribuir al "direccionamiento" de la Industria: Gobiernos Federal y Estatales, Instituciones Académicas.
-      Estrechar la colaboración entre la Industria, Gobiernos, Federal y  Estatales, e Instituciones Académicas.
-      Impulsar el interés por las profesiones relacionadas con las Industrias de servicios de TI y BPO's.
-      Desarrollar recursos humanos con capacidades para servicios de TI y BPO's de, cada vez mayor, valor agregado.
-      Dar visibilidad a la Industria sobre la oferta, actual y  potencial, de recursos humanos.
-      Establecer alianzas estratégicas con instituciones de capacitación y certificación, tanto nacional como global.
-      Facilitar recursos para la capacitación y certificación en las necesidades críticas de la Industria.

En resumen, Mexico FIRST tendrá los siguientes principios:

-      Apoyar a Estados y/o empresas de acuerdo con su propia estrategia y vocación, considerando los recursos disponibles para llevar al cabo la iniciativa de capacitación/certificación.
-      Dar prioridad a los sub-segmentos de complejidad media y alta, de servicios offshoring de TI y BPO's que  permiten a México competir de manera diferenciada.
-      Desarrollar el capital humano en tres niveles:

Primero: - Necesidades generales actuales para todos los Estados y/o empresas que cubren los requerimientos críticos de la Industria actual, tales como:

  • Capacidades generales como el Inglés, la administración de proyectos, y "soft skills" generales para la Industria.
  • IT: .NET, JAVA, ORACLE, C, C++, SAP.
  • Multimedia: Flash, Dreamweaver.
  • BPO's: conocimientos funcionales (eg. administración, finanzas, contabilidad), de ventas, y "soft skills" específicos de BPO's.

Segundo: - Necesidades específicas para Estados y/o empresas de desarrollo medio y avanzado, que tienen una mayor variabilidad y una demanda más puntual, por lo cual Mexico FIRST debe evaluar caso por caso si es adecuado apoyar la iniciativa.

Tercero: -Necesidades complejas en las cuales México pudiera tener un mayor enfoque en un futuro próximo, pero que requieren de una estrecha colaboración con los Estados y/o empresas, ya que se deben tener las condiciones favorables y estrategias alineadas.

Este nuevo esfuerzo nos brindará una oportunidad mayor de desarrollo, una mejor generación de capital humano y, sobre todo, un mayor valor agregado, y mejores opciones de globalización.

Mientras mayores esfuerzos pongamos al alcance de los empresarios, mejores oportunidades tendrá nuestra Industria de apoyar la economía de nuestro país.

Por ello, Industria, Gobierno y Academia debemos continuar trabajando de manera conjunta uniendo esfuerzos para tomar medidas que cumplan con las expectativas del interés público, creando un entorno de políticas flexibles que den certidumbre, que no inhiban o sobre regulen el desarrollo de la industria, y que, por el contrario, estimulen la innovación y la competencia, sin favorecer a ningún interés en particular.

La época en la que los países podían aprovechar y explotar las ventajas competitivas que la naturaleza les brindaba ha quedado atrás y ha sido superada. Hoy, los países deben desarrollar estas ventajas y tal desarrollo debe descansar en un adecuado conocimiento de las tendencias globales, en una visión de largo plazo, y en la búsqueda constante de la innovación: sólo así las empresas y los grandes inversionistas verán a nuestro país como una oportunidad para hacer negocios a un nuevo y mejor nivel.

*Rogelio Garza Garza es Director General Nacional de CANIETI