Cómo optimizar y asegurar la distribución de aplicaciones de negocio

En una conferencia organizada por Blue Coat Systems, Francisco Abarca, Senior Director of Business Development, dio a conocer su visión de la Application Delivery Network, una infraestructura que interacciona con las aplicaciones proporcionando la visibilidad, aceleración y seguridad que se requiere para optimizar y asegurar la distribución de aplicaciones de negocio por la empresa distribuida.


"La infraestructura Application Delivery Network ofrece visibilidad sin precedentes en rendimiento y seguridad de las aplicaciones de negocio y el contenido Web en la red, lo que proporciona el control que requieren para contener los costes, mejorar la productividad y responder rápidamente a los requisitos cambiantes del negocio" sostuvo Abarca

Visibilidad, aceleración y seguridad
Esta herramienta integra tecnologías de seguridad, aceleración y visibilidad. Combina tecnologías de monitorización de aplicaciones, optimización WAN y Secure Web Gateway para proporcionar inteligencia sin precedentes sobre las aplicaciones y el contenido Web que se ejecutan por la red empresarial distribuida.

Al añadir las soluciones Application Delivery Network de Blue Coat, en un Centro de Contacto, por ejemplo, se puede extraer aún más valor de nuestra red y asegurar que las aplicaciones críticas de negocio y el contenido llega en condiciones óptimas a los empleados. "La combinación de la visibilidad, aceleración y seguridad proporciona los medios para utilizar y asegurar eficazmente las aplicaciones, el contenido y las comunicaciones en cualquier lugar de la red.

Visibilidad de las aplicaciones: descubrir, clasificar y priorizar
La visibilidad centralizada del tráfico de las aplicaciones y el contenido Web permite a los gestores de red monitorear de forma eficiente el rendimiento de las aplicaciones y realinear los recursos de red con los objetivos de negocio. Los dispositivos Blue Coat PacketShaper clasifican más de 600 aplicaciones internas, externas, personalizadas, en tiempo real. Con esta inteligencia de las aplicaciones, los dispositivos pueden aplicar los controles de calidad de servicio y ancho de banda basándose en políticas de TI corporativas.

Al mejorar los tiempos de respuesta de las aplicaciones, las empresas pueden maximizar la utilización del ancho de banda existente, incrementar la productividad del usuario y mejorar la competitividad.