"No más extorsiones telefónicas", programa de seguridad ciudadana, ganador del Premio Nacional de Excelencia

Los delitos y las extorsiones telefónicas son un problema a nivel nacional, en muchos de los casos no sabemos a dónde acudir para denunciar, y no lo hacemos porque las autoridades no actúan de forma inmediata, porque la atención en el Ministerio Público es muy tardada, o por el miedo a que nos dañen o perjudiquen a nuestras familias.


Con el propósito de contribuir a la solución de diferentes problemas de seguridad, se creó en 2007 el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal, el cual es un grupo de Ciudadanos plurales, multidisciplinarios, que tienen como objetivo trabajar en estrecha colaboración con las Autoridades tanto locales como Federales, en las materias de Seguridad Pública y Procuración de Justicia, para su atención dentro de la Ciudad de México y su área conurbada, a fin de reducir los índices delictivos que afectan a nuestras familias y a los ciudadanos en general.
Luis Wertman, Secretario del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal, explica que cuando crearon este consejo consideraron dos puntos importantes:

  • Lograr el reconocimiento por parte de las autoridades de la ciudad de México, para que un organismo civil tenga facultades sobre la autoridad, porque el Consejo Ciudadano puede evaluar, monitorear, premiar y hasta sancionar lo relativo a seguridad pública y procuración de justicia (policía, policías judiciales, Ministerio Público y jueces cívicos).
  • Ser un órgano que sirva de enlace entre las autoridades y la sociedad, y conocer los principales problemas que enfrentan los ciudadanos, porque como ciudadanos no denunciamos, y al no hacerlo, por las razones que sean, las autoridades no actúan y en su información no registran ningún número, entonces las cifras que se tienen son alejadas de la realidad, no porque las oculten sino porque no las tienen.

Por lo mismo, existe el compromiso para atacar no sólo al delito, sino lo que es más importante, atacar las causas sociales que lo originan; de tal manera que no basta con tener un mayor número de policías o centros de reclusión, sino que es necesario comenzar desde la raíz, fomentar la cultura de la legalidad y garantizar un crecimiento económico y social en que se reconozca la importancia del ser humano.

El combate a la delincuencia debe encuadrarse en un marco de legalidad, generando una respuesta pronta y efectiva a las demandas de seguridad de la ciudadanía; y un incremento en la cultura de la legalidad y la denuncia.

Programa "Denuncia Ciudadana"

Una de las principales preocupaciones de la ciudadanía en general, ha sido la relativa al índice delictivo, la inseguridad y la actuación tanto del Ministerio Público como de la Policía Judicial.

Wertman relata: "una de las preocupaciones era qué hacer para que los ciudadanos denuncien, y con base en focus group, investigamos por qué la ciudadanía no denuncia, y algunas de las razones es que en los Ministerios Públicos pierden el tiempo, son desagradables, brindan un mal servicio al ciudadano,  sacan dinero y no hay resultados.

"Ante esta necesidad, ideamos una figura de 'agente ciudadano', que son jóvenes graduados en Leyes y Psicología, a quienes se les brindó una capacitación de seis meses, en el Instituto de Formación de la Procuraduría para que comprendieran la parte legal, cómo levantar una denuncia, cómo asesorar a una víctima en aspectos legales, jurídicos y psicológicos, además de cómo servir de contención ante una crisis de robo. De esta manera, ante la llamada de cualquier ciudadano que haya sido víctima de robo sin violencia, desde su casa u oficina se realiza la denuncia ante el Ministerio Público a través de una videoconferencia", enfatiza Wertman.

Y continua: "la petición procede de la siguiente forma: el Consejo envía de manera inmediata al domicilio de la víscitma una 'pareja de agentes ciudadanos', conformada por un psicólogo (a) y un abogado (a), quienes acuden con un equipo de cómputo y la tecnología necesaria, a fin de brindarle información y asesoría sobre los pasos que deben cumplirse para el llenado del Formato Único para el Inicio de la Averiguación Previa Directa Sin Detenido ante el Ministerio Público; y ésta se lleva a cabo a través de una videoconferencia remota vía Internet, entre el denunciante y el Ministerio Público, y una vez concluida su declaración, se procede a entregarle en ese mismo acto una copia de su denuncia; todo ello de manera totalmente profesional y gratuita. De esta forma, el Consejo Ciudadano ayuda a evitar la corrupción, la pérdida de tiempo y el mal servicio" asevera.

"No más extorsiones telefónicas"

A finales del 2007, comenzaron a proliferar en el país las amenazas y las extorsiones telefónicas. En ese momento, surge el Consejo Ciudadano la intención de crear un Call Center, para asesorar y apoyar a la ciudadanía. Para ello, iniciaron con una campaña que tuvo como objetivo hacer un frente común en contra de este delito que tanto daña a las familias, no sólo de esta ciudad sino en todo el país, a fin de terminar con la Extorsión Telefónica, la cual está atendida por personal del Consejo Ciudadano, de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia, debidamente capacitado en manejo de crisis y asesoría jurídica.

Con este programa, "No más extorsiones telefónicas", el Consejo Ciudadano se hizo acreedor al primer lugar, durante la entrega del Premio Nacional Excelencia en la Relación Empresa-Cliente y Centros de Contacto, en la categoría "Mejor Contribución en Responsabilidad Social en Centros de Contacto", organizado por el Instituto Mexicano de Teleservicios.

Wertman reconoce: "el premio fue algo muy importante, porque no tenemos una medida económica que nos ayude a cuantificar lo que estamos haciendo, si vamos bien o mal, porque no tenemos ingresos,  esa es la gran diferencia entre un Centro de Contacto de un servicio de asistencia -al que pertenecemos-, y uno comercial. Por lo tanto, los resultados exitosos obtenidos con esta presea, motivan al Consejo Ciudadano a seguir implementando estrategias audaces e innovadoras para coadyuvar con nuestras autoridades en el combate al delito".

Cuando se recibe una llamada en el Centro de Contacto, los agentes brindan:

o Apoyo a víctimas de extorsión telefónica sobre qué hacer en caso de recibir una llamada de extorsión.

o Apoyo a víctimas de extorsión telefónica para el levantamiento de su denuncia.

o De ser necesario, apoyo para la localización del familiar del solicitante.

"Llevamos 17 meses con esta campaña y hemos recibido 170 mil llamadas, un promedio que se va mantenido de 10 mil llamadas mensuales para asesoría o para denunciar que alguien está siendo víctima de extorsión. De esas 170 mil llamadas, hemos logrado evitar 165 mil; las otras 5 mil, si pagaron", asegura Wertman. Y continúa: "la cantidad de llamadas no ha bajado, pero los  reportes de pago a extorsiones si ha disminuido, al menos le hemos hecho más difícil el trabajo a los delincuente, si antes tenían que hacer 3 llamadas, hoy hacen 10 ó 12, porque ahora como ciudadanos estamos bien preparados, y ya no caemos tan fácil".

Algunas medidas preventivas son:

  • Comunica a tu familia, amistades y vecinos sobre esta problemática para que tenga conocimiento del modo de operar de los delincuentes.
  • Evita proporcionar a desconocidos o contestar encuestas telefónicas en las que pidan datos personales.
  • Actualiza el directorio telefónico procurando que tus familiares siempre tengan los números de tus amigos más cercanos, compañeros de trabajo o escuela, crea un código o clave familiar.
  • Preferentemente cuenta con identificador de llamadas.
  • Concientiza a tu familia, especialmente a los jóvenes para que no apaguen sus celulares cuando salgan de su casa o mantenga siempre contacto con la familia aun cuando sea por otro medio esto en virtud de que es uno de los grupos más vulnerables.
  • No realices grabaciones en tu buzón donde menciones tu nombre o la familia a la que están llamando.
  • Que tus hijos o familiares te avisen cuando van a entrar a un lugar de difícil recepción para las líneas celulares.

Actualmente, en los Centros de Contacto gubernamentales, más del 70% de llamadas que se reciben son de broma, en cambio, el índice de llamadas de "broma" del Consejo Ciudadano no llega al medio por ciento (.05%), lo cual indica que la ciudadanía tiene confianza en nuestro quehacer.

Finalmente Luis Wertman concluye: "participar en el premio fue iniciativa de la parte operativa del Consejo y ha sido la mejor remuneración para quienes trabajamos aquí . Independientemente del servicio que ofrecemos a la sociedad civil, la satisfacción de tener un reconocimiento que te ganaste por el trabajo profesional que realizamos es muy satisfactorio, más aún cuando somos un Centro de Contacto de reciente creación. ¡Nos sentimos muy contentos! Y sabemos que todavía tenemos mucho por hacer".

Para levantar cualquier denuncia los ciudadanos pueden llamar al 5533-5533 ó ingresar a la  página de Internet http://www.consejociudadanodf.org.mx/